Visita la Blue Pool, un lugar donde la cristalina agua color azul turquesa te dejará hipnotizado

Visita la Blue Pool, un lugar donde la cristalina agua color azul turquesa te dejará hipnotizado

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

La belleza de la cascada Tamolitch –también conocida como Piscina Azul (Blue Pool)– le ha significado ser uno de los lugares más populares en Oregon.

Localizada unas 50 millas al este de Eugene (150 millas al sureste de Portland), el flujo de agua de las Tamolitch Falls generalmente se ve solo en primavera, pero la piscina es alimentada por manantiales subterráneos todo el año. Hoy en día, esta sección rocosa del McKenzie River National Recreation Trail atrae a senderistas, fotógrafos y ciclistas de montaña por igual.

Alguna vez una cascada majestuosa, el río McKenzie cambió su curso con el paso del tiempo y se convirtió parcialmente en un río subterráneo. El río solo fluye sobre las cataratas pocas veces al año; el resto del tiempo emerge de las rocas bajo el agua en la cuenca de la piscina de la cascada.

Parte de lo que hace que la Blue Pool sea genial es el color azul turquesa del agua. Pero el agua cristalina es engañosa, ya que pareciera que la piscina es de unos pocos pies de profundidad, cuando en realidad tiene puntos de hasta 30 pies de hondo.

Otra cosa que la hace muy peculiar es que pareciera que el agua que alimenta la piscina sale de la nada. La realidad es que ésta proviene del río McKenzie, pero lo hace de forma subterránea a través de tubos de lava.

Este fenómeno se debe a que hace unos mil 600 años un flujo de lava del cráter Belknap enterró un tramo de 3 millas del río McKenzie entre Carmen Reservoir y la cascada Tamolitch. El río resurge en Tamolitch Pool en la base seca de la cascada, filtrándose hacia la superficie a través de la lava porosa, creando una piscina impecable de color azul turquesa.

Eso sí, si te quieres meter al agua debes venir preparado mentalmente para aguantar el frío, ya que su tempera promedio es de 37 grados Fahrenheit.

Cabe destacar que esta área fue reabierta apenas el 15 de mayo, luego de los incendios forestales que azotaron la zona en septiembre pasado.

También se debe tomar en cuenta que para llegar a esta belleza natural es necesario recorrer un trayecto a pie relativamente largo. Tamolitch Blue Pool tiene dos puntos de acceso: el principal está en Trail Bridge Reservoir, a mitad del camino en el famoso McKenzie River Trail. Desde este punto hay una distancia de 2 millas hasta la Blue Pool.

El acceso superior está en Carmen Reservoir. Desde ahí la caminata es de 3 millas hasta la Piscina Azul. Este es un sendero un poco más difícil de encontrar, por lo que es mejor que lo hagas desde el Trail Bridge Reservoir, si es que no estás con espíritu aventurero el día que vayas.

Considera también que este lugar es muy popular y se trata de uno de los senderos más transitados del estado en esta época del año, por lo que es mejor que llegues temprano y, de preferencia, trates de visitarlo entre semana.

Otra opción es que te quedes a acampar en el Blue Pool Campground, un campamento de 24 espacios que está casi pegado al Highway 58, situado en un bosque antiguo junto a Salt Creek. Desafortunadamente los espacios no se pueden reservar, por lo que también es necesario llegar temprano para acampar en uno (se cobran $19 por cada espacio).

La pesca y la natación son actividades populares ahí. De hecho, hay una gran área de pícnic a lo largo del arroyo que cuenta con varias mesas. Media milla al este del campamento se encuentra el Área de Uso Diurno y Aguas Termales McCredie, las cuales se deben usar con precaución, ya que la temperatura del agua es muy alta en las piscinas.

Alejandro Cortés