Trabajadores agrícolas de Oregon y el sur de Washington viven su peor semana por el COVID-19

Trabajadores agrícolas de Oregon y el sur de Washington viven su peor semana por el COVID-19

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

Decenas de casos de coronavirus fueron reportados esta semana entre trabajadores del campo de Oregon y la ciudad de Vancouver, en Washington.

Funcionarios de salud de Oregon confirmaron el fallecimiento de tres personas más en el estado debido al coronavirus, elevando el número total de muertes a 151, hasta el jueves 28 de mayo. Además, se reportaron 49 nuevos casos del virus, lo que elevó el número total a 4,086.

Del total de los 49 casos reportados el jueves, siete están relacionados con el brote del virus sucedido en las granjas Townsend. Según las autoridades estatales, 48 de casi 350 personas que llegaron al área metropolitana de Portland entre el 23 y 24 de mayo para cosechar fruta, se contagiaron de COVID-19, aunque se cree que los individuos estuvieron expuestos al virus antes de venir a Oregon.

Townsend es una granja y procesadora de frutas con sede en el condado de Multnomah, pero también tiene instalaciones en los condados de Marion (Fairview) y Washington (Cornelius), que fue donde se reportaron los casos.

Otro brote en una granja sucedió en el estado de Washington, en la procesadora de frutas Firestone Pacific Foods, con sede en Vancouver. El brote en dicha planta es todavía más severo, pues hasta ahora se había confirmado que 119 personas se contagiaron del virus, aunque no todos son trabajadores de la compañía, sino que algunos son contactos cercanos de esos empleados.

El brote -que podría ser el más grande de casos de coronavirus en el área metropolitana de Portland que no está vinculado al sector salud- provocó que Washington suspendiera temporalmente la solicitud del condado Clark de pasar a la Fase 2 de reapertura.

Los trabajadores agrícolas se encuentran entre los grupos que los funcionarios de salud pública han identificado como especialmente vulnerables ante el COVID-19, ya que a menudo viven y trabajan en lugares cerrados.

Por ello, a fines de abril la Administración de Seguridad y Salud Laboral de Oregon estableció nuevas reglas para limitar la propagación del virus entre los trabajadores agrícolas, al exigir una mayor distancia entre ellos en las viviendas y el transporte proporcionados por los empleadores, así como en el trabajo.

Para ayudar a proteger a los trabajadores del campo, esta semana el Departamento de Agricultura de Oregon distribuyó de forma gratuita a empleadores y contratistas agrícolas, 5 mil galones de desinfectante para manos y casi un millón de cubrebocas del tipo KN95 -los más efectivos para prevenir el contagio del virus, con un 95 por ciento de efectividad.

Pero a pesar del drástico incremento en el número de casos, este jueves también se anunció que el condado de Washington fue aprobado para ingresar a la Fase 1 del plan de reapertura del estado, a partir del lunes 1 de junio.

Los negocios que pueden volver a la actividad son restaurantes, bares, peluquerías y salones de belleza, así como gimnasios. Todos ellos podrán recibir gente en sus instalaciones, pero de forma limitada y en algunos casos solo con reservación. Igualmente, se autorizaron las reuniones de hasta 25 personas, aunque todavía con la premisa del distanciamiento físico.

El condado de Washington debe permanecer en la Fase 1 al menos por tres semanas antes de ser elegible para entrar a la Fase 2.

Con esto, el único condado que está pendiente por reabrir es Multnomah, el más poblado del estado y donde se encuentra Portland. Sin embargo, las autoridades de ese condado anunciaron que presentarían la solicitud de reapertura el 5 de junio, con la intención de iniciar la Fase 1 a partir del 12 de junio.

Alejandro Cortés