Juez federal deja en el limbo el programa DACA; anunciará su decisión final el 9 de abril

Juez federal deja en el limbo el programa DACA; anunciará su decisión final el 9 de abril

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

Un juez federal en Texas dejó ver este martes que ya tiene listo su fallo en una demanda en la que un grupo de estados conservadores asegura que el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) es ilegal, pero el magistrado le dio al gobierno del presidente Joe Biden la oportunidad de defender la protección migratoria.

El juez Andrew Hanen no se pronunció de inmediato sobre el destino del programa DACA, el cual le da protecciones limitadas a cientos de miles de inmigrantes traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

El destino de DACA queda en suspenso hasta el 9 de abril, fecha límite para que la administración Biden convenza al juez del Tribunal del Distrito Sur de Texas de fallar a favor del programa que protege a más de 690 mil inmigrantes.

Texas encabeza una coalición de estados republicanos que buscan invalidar el programa, instituido en 2012 por el entonces presidente Barack Obama. El programa es defendido por el Fondo Educativo y de Defensa Legal Mexicoamericano y el estado de Nueva Jersey.

La demanda interpuesta en 2018 acusa que el programa DACA es inconstitucional y que Obama excedió sus poderes ejecutivos al firmar la orden con la que fue creado, por lo que debe ser eliminado.

Los beneficiarios de DACA reciben un indulto que impide que sean deportados, el cual puede extenderse cada dos años. Bajo la protección del programa, los llamados ‘Dreamers’ reciben un permiso de trabajo y un número de seguro social. 

Los jóvenes que actualmente están protegidos bajo el programa deben cumplir con una serie de requisitos, incluido no tener antecedentes penales. Los inmigrantes que reciben el beneficio y luego son arrestados, enfrentan la deportación a su país de origen.

Ya en 2018 Hanen se negó a emitir una orden judicial preliminar, argumentando que Texas y los otros estados habían esperado demasiado para interponer la demanda. Pero en ese fallo, el juez dijo que creía que DACA era inconstitucional y pidió al Congreso que promulgara una legislación que protegiera a las personas bajo el programa.

La actual administración le ha prometido a los ‘Dreamers’ un cambio estructural en cuanto a política migratoria, pero la decisión que tome Hanen en los próximos días podría poner en riesgo el futuro de los jóvenes si el Congreso no aprueba una reforma migratoria.

El 18 de marzo, la Cámara de Representantes aprobó la Ley de Promesa y Sueño Americano de 2021; si se aprueba en el Senado, proporcionaría un camino hacia la ciudadanía para los beneficiarios de DACA y los de Estatus de Protección Temporal (TPS).

El mes pasado, los legisladores también presentaron la Ley de Ciudadanía de Estados Unidos de 2021, una legislación integral y bicameral que incluiría las disposiciones de DACA, ayudaría a eliminar los retrasos en las tarjetas de residencia y aumentaría las visas H-1B para las personas que se gradúan de universidades estadounidenses con un título universitario.

Se espera que la Cámara adopte la Ley de Ciudadanía de Estados Unidos en abril. Sin embargo, los márgenes para avanzar una reforma migratoria a través del Senado son mucho más estrechos, debido a que éste se encuentra dividido 50-50 y se necesita que 60 de los 100 senadores la aprueben.

Otra opción para librar el Senado sería que el paquete pase por la misma conciliación presupuestaria compleja que usaron los demócratas para avanzar el último paquete de estímulo económico. Pueden usar la reconciliación hasta dos veces más durante los próximos dos años, pero hay una amplia variedad de políticas federales, desde infraestructura hasta cambio climático y políticas tributarias y de atención médica, que también están compitiendo por ser incluidas en futuros proyectos de ley de reconciliación.

Casi siete de cada 10 estadounidenses apoyan la propuesta de ley que otorga un plazo de 8 años para que los inmigrantes indocumentados obtengan la ciudadanía, algo con lo que el 57% de los republicanos y el 78% de los demócratas están de acuerdo.

La encuesta nacional realizada por las organizaciones ‘Data for Progress’ y ‘We Are Home Action’ indicó que, independientemente de su partido de preferencia, la mayoría de los estadounidenses apoyan el camino hacia la ciudadanía para los indocumentados propuesto por la administración Biden, y sobre todo que el beneficio sea entregado a los beneficiarios del programa DACA y los trabajadores esenciales.

Alejandro Cortés