Crece preocupación por altas tasas de contagios y mortalidad por Covid-19 entre hispanos

Crece preocupación por altas tasas de contagios y mortalidad por Covid-19 entre hispanos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

Estados Unidos sigue rompiendo diariamente su récord de personas hospitalizadas con Covid-19, lo que está creando una enorme presión sobre el sistema de atención médica. Al menos 83 mil 227 pacientes fueron hospitalizados el sábado 21 de noviembre, según el Proyecto de Seguimiento de Covid. Ese fue el duodécimo día consecutivo que Estados Unidos ha batido su récord de hospitalizaciones por Covid-19.

El viernes 20 de noviembre se reportaron más de 195 mil 500 nuevos casos de coronavirus en el país, un número récord a menos de una semana del Día de Acción de Gracias, que los funcionarios de salud pública advierten que podría exacerbar todavía más el brote.

El salto del viernes elevó el promedio de siete días de casos nuevos a más de 167 mil 600, un aumento de casi 20% en comparación con la semana previa, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El domingo, Oregon rompió por cuarto día consecutivo su récord de nuevos casos diarios. La Autoridad de Salud de Oregon (OHA, por sus siglas en inglés) reportó el domingo mil 517 nuevos casos, con lo que el total del estado llegó a 65 mil 170 casos desde el inicio de la pandemia. Los récords anteriores de un solo día fueron el sábado (mil 509), viernes (mil 306) y jueves (mil 225).

Las reuniones sociales y familiares siguen siendo los mayores difusores del virus. El condado Washington informó que más del 40 por ciento de las infecciones se adquieren en el hogar, y ese número aumenta al 50 por ciento entre la población hispana del condado. Según datos de la OHA, los hispanos son casi el 13% de la población Oregon, pero representan un 42 por ciento de los casos de Covid-19 a nivel estatal.

Las tasas de hospitalización de los latinos son 4.5 veces superiores a las de los blancos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). En casi todos los estados del país, la cantidad de latinos afectados por la enfermedad es mayor que el porcentaje de su población.

Un ejemplo claro de las disparidades en los casos de coronavirus en los hispanos está en la Costa Oeste. Además del ejemplo de Oregon, tenemos el caso del estado de Washington, que también tiene un 13 por ciento de población hispana, pero ésta representa el 37 por ciento de los casos. California tiene un 39.3 por ciento de latinos, pero este grupo representa el 59.9 por ciento de los casos de Covid-19.

De acuerdo con datos de los CDC, los hispanos jóvenes tienen una mucho mayor probabilidad de morir por Covid-19, con una tasa de mortalidad del 42.8 por ciento entre personas de entre 0 y 24 años, por un 29.7 por ciento entre los afroamericanos y solo un 19.6 por ciento de los jóvenes blancos.

La cifra es similar entre los adultos jóvenes de entre 25 y 34 años, con una tasa de mortalidad del 42.7 por ciento de los hispanos, 27.8 por ciento de los afroamericanos y un 17.9 por ciento de los blancos. 

La cifra más preocupante es entre los 35 y 44 años. En ese grupo, la tasa de mortalidad de los hispanos es de 48.9 por ciento, por un 27.3 por ciento de los afroamericanos y un 15.5 por ciento de los blancos

Según expertos en salud, parte del problema es que los hispanos tienen más probabilidades de tener problemas de salud subyacentes, como diabetes, asma y obesidad. Todas estas condiciones hacen que los pacientes sean más vulnerables a la enfermedad.

Otro problema es que los hispanos también tienen menos probabilidades de tener seguro médico y, por lo tanto, no van al doctor sino hasta que ya están muy muy enfermos. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, los hispanos tienen las tasas más altas de personas sin seguro médico de cualquier grupo racial o étnico del país (en 2017, solo 49 por ciento de hispanos contaban con seguro médico, comparado con el 75.4 por ciento de blancos no hispanos).

Un tercer factor a considerar es que los hispanos están más expuestos a contraer el virus por el tipo de trabajo que desempeñan, sobre todo en el campo y los restaurantes, donde es mucho más difícil mantener las medidas sanitarias necesarias, y son empleos que no se pueden realizar desde casa.

Por todo lo anterior, las autoridades de salud están preocupadas por lo que pudiera venir en los próximos días: “Oregon se encuentra en una complicada y pronunciada pendiente de aumento de casos de coronavirus”, dijo el director de OHA, Patrick Allen, quien advirtió que los habitantes de Oregon deberían cancelar todos los planes de Acción de Gracias que impliquen celebrar con grandes grupos de familiares y amigos.

Cabe recordar que las reuniones sociales en Oregon –incluido el Día de Acción de Gracias– están limitadas a seis personas como parte del congelamiento estatal de la gobernadora Kate Brown, que está vigente del 18 de noviembre hasta el 2 de diciembre para la mayor parte del estado. En el condado Multnomah, la congelación estará vigente hasta el 16 de diciembre.

Alejandro Cortés