Comienza la temporada de impuestos: ¿Quién debe pagar impuestos sobre los cheques de estímulo?

Comienza la temporada de impuestos: ¿Quién debe pagar impuestos sobre los cheques de estímulo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

La temporada de impuestos inicia el 12 de febrero, que es cuando el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) comenzará a aceptar las declaraciones de impuestos. Pero este año será distinto para millones de personas que presentan sus impuestos, ya que los cheques de estímulo económico enviados en abril pasado podrían afectar el monto a pagar (o recibir) este 2021.

Para quienes se preguntan si deberán pagar impuestos sobre el dinero que recibieron del gobierno federal como parte del alivio económico debido a la pandemia del coronavirus, la respuesta es “No”.

Según el IRS, el estímulo no se considera un ingreso y los contribuyentes no tienen que pagar impuestos sobre esa cantidad. El pago no reducirá el reembolso que los contribuyentes reciben, ni aumentará la cantidad que deberán pagar cuando presenten su declaración de impuestos. El pago tampoco afectará el ingreso para determinar si una persona califica para asistencia o programas de beneficios del gobierno federal.

De cualquier manera, ésta será una temporada de impuestos confusa debido a que millones de personas todavía están esperando su primer y segundo cheques de estímulo. En tanto, el Senado no ha aprobado el plan de ayuda de 1.9 billones de dólares propuesto por el presidente Joe Biden, el cual significaría un tercer cheque, esta vez de $1,400.

Una de las cosas más confusas es que el IRS está utilizando la declaración de este año (sobre sus ingresos de 2020) para compensar los pagos de estímulo faltantes. Cualquier persona que no haya recibido su primer y/o segundo cheque de estímulo después de la fecha límite del 15 de enero, puede reclamar el dinero como Crédito de Reembolso de Recuperación, que la agencia tributaria incorporó directamente en el proceso de declaración de impuestos.

Cabe señalar que el pago de estímulo es un crédito para el 2020. Sin embargo, algunas personas creen que el IRS añadirá la cantidad del pago a su ingreso, lo que generará un pago de impuestos mayor, o que reducirá la cantidad de su reembolso futuro cuando presente su declaración de ingresos el año próximo; ninguna de esas dos cosas sucederá.

La forma más simple de explicarlo es la siguiente: debido a que se recibió lo equivalente a un crédito fiscal reembolsable en forma de un pago de estímulo, en lugar de esperar a obtener el dinero del crédito en la declaración de impuestos del 2021, en realidad el cheque de estímulo es un crédito fiscal por adelantado.

No obstante, si usted es de las personas que no han recibido ninguno de los pagos de estímulo del año pasado, pero reunía los requisitos, entonces puede recibirlo este año cuando presente tu declaración de impuestos. Lo que debe hacer es solicitar un crédito de reembolso de recuperación cuando haga sus impuestos para así recibir el dinero que se le debe.

El crédito de reembolso de recuperación es un crédito fiscal contra su impuesto sobre la renta del 2020. El IRS dice que los contribuyentes que reclamen este crédito verán un aumento en su devolución de impuestos, o una disminución en el monto de los impuestos que deben, según sea el caso.

Por ejemplo, si usted es soltero y tiene que pagar $1,000 este año, pero todavía le deben los $1,800 de los dos cheques de estímulo de 2020, entonces le regresarán $800 debido al crédito fiscal.

Sin embargo, todo esto es independiente de sus impuestos estatales. En el caso de Oregon, los residentes sí deberán pagar impuestos sobre el dinero de estímulo cuando presenten su declaración de impuestos estatales. Para calcular cuánto se debe, los contribuyentes deben multiplicar su pago de estímulo por la tasa de impuestos del estado, que es de 8.75 por ciento.

En el mismo escenario de una persona soltera, si recibió los $1,800 en pagos de estímulo, entonces sobre ese dinero deberá pagar al estado $157.50 cuando presente sus impuestos. Para alguien que normalmente pagaría $500, ese pago se incrementaría a $657,50.

Pero la carga fiscal sería significativamente mayor para una familia de cuatro (papá, mamá y dos hijos), pues ellos habrían recibido $5,800 entre los dos pagos de estímulo, lo que significaría un impuesto de $507.50. 

Pero no todos tendrán que pagar impuestos estatales sobre el dinero de estímulo. Esto no afectará a las personas en los grupos de ingresos más bajos que no tienen una obligación tributaria federal, así como tampoco a los contribuyentes de ingresos más altos que no calificaron para recibir dichos pagos de estímulo.

Alejandro Cortés