Estados de la costa oeste crean frente común para reabrir los negocios

Estados de la costa oeste crean frente común para reabrir los negocios

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Muchas han sido las discusiones entre la administración del presidente Donald Trump y los gobernadores de distintas zonas del país, sobre cuándo se debe reabrir la actividad comercial.

Debido a ello, algunos gobernadores han decidido formar pactos regionales para trabajar en coordinación sobre cómo y cuándo retirar o modificar las órdenes de quedarse en casa que cada uno ha emitido para limitar la propagación del nuevo coronavirus.

A principios de esta semana, los gobernadores de los estados de la costa oeste _ Oregon (Kate Brown), California (Gavin Newsom) y Washington (Jay Inslee)_ anunciaron que están uniendo fuerzas en un plan para comenzar el levantamiento gradual de las órdenes de quedarse en casa.

Los gobernadores de los tres estados colaborarán en un esfuerzo conjunto para reabrir los negocios “de una manera segura, estratégica y responsable”, como lo dijo Newsom.

En un comunicado conjunto, Brown, Inslee y Newsom indicaron que:

“El COVID-19 se ha aprovechado de nuestra interconexión. En las próximas semanas, la costa oeste cambiará la estrategia ante el COVID-19, con nuestros estados actuando en estrecha coordinación y colaboración para garantizar que el virus no se propague desmedidamente en nuestras comunidades”.

“Estamos anunciando que California, Oregon y Washington han acordado trabajar juntos en un enfoque compartido para reabrir nuestras economías, uno que identifique indicadores claros para que las comunidades reinicien la vida pública y los negocios”.

El enfoque de colaboración de los gobernadores subrayó los complejos cálculos que enfrenta la nación al considerar los pasos para reabrir la economía, tanto a nivel federal como estatal.

Debido a que el presidente Trump ha dicho que tiene la autoridad para ordenar cuándo se reabrirá la economía, gobernadores y alcaldes de todo el país se han organizado en los últimos días para dejar en claro que son ellos quienes determinarán por cuánto tiempo se mantendrá el cierre de empresas y escuelas, y hasta cuando las policías locales harán cumplir la ordenanza del distanciamiento social.

Por su parte, Brown tuvo una conferencia de prensa el martes por la mañana para explicar su “marco” para decidir cuándo y cómo reducir las restricciones de permanencia en el hogar y otros límites para los habitantes de Oregon, a medida que el estado experimenta una caída anticipada de nuevos casos y muertes por coronavirus.

La mandataria estatal dijo que su gobierno todavía no tiene números o fechas específicos para indicar cuándo pueden reabrir negocios, escuelas y espacios recreativos. Aclaró que revisará los datos conforme le lleguen y consultará con los expertos en salud de Oregon a medida que la pandemia siga su curso en el estado.

Brown dijo que planea reducir, por etapas, las limitaciones para salir de casa, trabajar, ir a la escuela, salir a comer e interactuar con otros.

Junto con Brown estuvo el doctor Dean Sidelinger, jefe de salud y epidemiólogo estatal. Entre ambos enfatizaron las tres cosas que los expertos en salud consideran más importantes para frenar la pandemia: una mucho mayor capacidad de realizar pruebas; capacidad de rastreo de contactos; y suficiente equipo de protección para los trabajadores de primera línea, sobre todo personal médico.

Todo esto es indispensable antes de que la mayoría de los residentes del estado puedan volver a sus actividades normales, o lo más parecido a ello. También dijo que la cantidad de nuevos casos descubiertos cada día debe ir bajando poco a poco, y tendrán que haber instalaciones de aislamiento seguras en todo el estado para permitir que aquellos que están enfermos puedan aislarse y se recuperen, si es que no tienen un lugar para hacerlo.

El pasado fin de semana, funcionarios de salud pública estatales dijeron que, gracias al éxito de las medidas de distanciamiento social, los casos de coronavirus se han estancado en Oregon. Como resultado, la orden de quedarse en casa posiblemente podría modificarse o incluso levantarse tan pronto como a mediados de mayo.

Cabe mencionar que de los tres estados de la costa oeste, Oregon es el que menos casos de COVID-19 ha reportado, con mil 633 hasta el viernes 17 de abril, comparado con 24 mil 424 de California y 10 mil 224 de Washington.

Según estudios de distintas organizaciones, Oregon ha sido uno de los estados menos afectados por el coronavirus, en gran parte gracias a las tempranas medidas adoptadas por el gobierno estatal encabezado por Brown.

Alejandro Cortés