Preocupa a expertos en salud lo altamente contagiosa que es la nueva cepa del coronavirus

Preocupa a expertos en salud lo altamente contagiosa que es la nueva cepa del coronavirus

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

La nueva variante del COVID-19 identificada en Sudáfrica recientemente, puede evadir los anticuerpos que la atacan en tratamientos que utilizan plasma sanguíneo de pacientes previamente recuperados, y puede reducir la eficacia de las vacunas que se desarrollaron, según expertos en salud.

Los investigadores están apresurándose para establecer si las vacunas que se están aplicando en todo el mundo son efectivas contra la variante del coronavirus llamada 501Y.V2, identificada el año pasado por las autoridades sanitarias sudafricanas.

Según los informes, el virus puede volver a infectar a más de la mitad de las personas que ya han estado enfermas del coronavirus. Esto se debe a que la nueva variante mutada puede evadir partes del sistema inmunológico.

Esta peligrosa variación del COVID-19 es diferente a la descubierta meses atrás en Gran Bretaña. Dicha variante, conocida como B.1.1.7, se ha extendido a varios países, incluido Estados Unidos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Si bien no se ha encontrado que esa nueva cepa sea más mortal que el virus original, se ha descubierto que es más contagiosa que la original, y según los CDC esta variante podría ser la causa predominante de infección por coronavirus en Estados Unidos en marzo, lo que significa que la gente debe aumentar sus precauciones para evitar que se multiplique el número casos.

Los investigadores creen que esta otra nueva variante del coronavirus es aproximadamente 56 por ciento más contagiosa que otras versiones del virus. Los expertos en salud temen que una forma más transmisible de COVID-19 podría dificultar aún más el control de la propagación del virus, lo que se suma a un dramático aumento de casos en todo el país.

En lo que respecta a la variante 501Y.V2, los investigadores indicaron que las mutaciones en una parte específica de la proteína de la espiga externa del virus parecen permitirle ‘escapar’ de los anticuerpos. 

De acuerdo con los investigadores sudafricanos, cerca del 48 por ciento de las muestras de sangre de personas que han sido infectadas por coronavirus anteriormente, no mostraron una respuesta inmune a la nueva variante del coronavirus.

La variante 501Y.V2 ya se ha extendido al menos a 20 países desde que se le informó al respecto a la Organización Mundial de la Salud, a fines de diciembre.

Los científicos británicos han expresado su preocupación por el hecho de que las vacunas que se están implementando o están en desarrollo, podrían ser menos efectivas contra la variante. Actualmente se está tratando de determinar qué tan efectivas son las vacunas contra el 501Y.V2, lo cual solo se sabrá mediante ensayos clínicos a gran escala. 

Los anticuerpos son la respuesta inmune que producen las vacunas. Por lo que, si el virus continúa evolucionando y se vuelve resistente a los anticuerpos, también podría significar que las vacunas actuales contra el COVID-19 pueden no ser efectivas y necesitarían ser rediseñadas.

La razón de ello es que los anticuerpos son específicos del COVID-19, y si el virus cambia demasiado, es posible que los anticuerpos actuales no puedan adaptarse a la mutación y no puedan destruirlo o evitar que cause la enfermedad. Esto significa que las personas que se infectaron con el coronavirus hace unos meses, pueden no tener inmunidad contra las nuevas cepas.

Un estudio realizado por la Universidad de Washington analizó muestras de sangre de personas con anticuerpos, producidas en respuesta a la variante original. De las 11 muestras de sangre, nueve de ellas revelaron que los anticuerpos no eran efectivos cuando se les expuso a la variante sudafricana.

A la fecha, Estados Unidos registra más de 24.5 millones de casos y la cifra de personas fallecidas a causa del virus rebasa los 406 mil a nivel nacional. Según la nueva directora de los CDC, Rochelle Walensky, en el próximo mes podrían sumarse otras 100 mil vidas perdidas a causa de la enfermedad.

Aunque algunos estados están comenzando a ver mejores números en su lucha contra la pandemia, otros siguen batallando. California es el estado con los peores números, con más de tres millones de casos y 35 mil muertos; Oregon suma poco más de 135 mil contagios y mil 841 fallecidos, mientras el estado de Washington está por llegar a los 300 mil casos y acumula 4 mil 21 decesos.

Alejandro Cortés