Pasada la emoción del triunfo de Biden, es momento de enfocarse de nuevo en combatir el COVID

Pasada la emoción del triunfo de Biden, es momento de enfocarse de nuevo en combatir el COVID

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

En medio de la euforia de millones de personas por el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales, quedó opacado el preocupante incremento en el número de casos de COVID-19, tanto en Oregon como a nivel nacional.

El país llegó a 10 millones de casos de coronavirus el domingo, pero el último millón se acumuló en un lapso de solo 10 días, magnificando lo que es la tercera y más severa ola de infección desde que empezó la pandemia. El domingo se anunciaron casi 104 mil nuevos casos, el quinto total más alto a la fecha y el quinto día consecutivo que el país superó los 100 mil casos en un día.

Los informes de casos se dispararon en la última semana. El promedio de contagios nuevos por día superó los 111 mil la semana anterior, por mucho la cifra más alta a nivel mundial.

Oregon también reportó un número récord de casos de COVID-19 este fin de semana, con 979 el sábado y 861 el domingo, luego de que la gobernadora Kate Brown pusiera a los condados de Malheur, Marion, Multnomah, Jackson y Umatilla en una “pausa social”.

Las nuevas medidas estarán en vigor del 11 al 25 de noviembre e incluyen lo siguiente:

  • Instar a todas las empresas a que sus empleados trabajen desde casa en la mayor medida posible.
  • Reducir la capacidad máxima de restaurantes a 50 personas (incluidos los clientes y el personal) para comer en interiores, con un tamaño máximo de seis personas por mesa. Continuar fomentando las comidas al aire libre y para llevar.
  • Reducir a 50 personas la capacidad máxima de otras actividades bajo techo (incluyendo gimnasios, boliches, pistas de hielo, deportes bajo techo, piscinas y museos).
  • Limitar las reuniones sociales a su hogar, o no más de seis personas si la reunión incluye gente fuera de su hogar; reducir significativamente la frecuencia de esas reuniones sociales en un lapso de dos semanas y mantener a las mismas seis personas en su círculo de reunión social.

El estado ya sobrepasó los 50 mil casos y ha registrado 730 muertes relacionadas con el COVID-19. El domingo, la gobernadora Brown publicó un video instando a las personas a mantener pequeñas sus reuniones sociales y limitar al mínimo sus interacciones sociales para detener la propagación del virus. Si los casos no mejoran durante o después de la pausa de dos semanas, la gobernadora Brown dijo que vendrán más restricciones.

Además de los condados que entraron en esta pausa, Washington, Baker, Union, Clackamas y Linn están cerca de los umbrales que requerirían agregarlos a la pausa de dos semanas, aunque todavía no se ha tomado una decisión al respecto.

Debido a la suma de todo esto, el presidente electo Joe Biden dio a conocer este lunes a los miembros de su junta asesora de COVID-19, la cual incluye a Rick Bright, un ex denunciante de la administración Trump que renunció en medio de acusaciones de que se ignoraron sus primeras advertencias sobre la pandemia.

El grupo de trabajo, compuesto por un grupo de expertos en salud pública –casi todos médicos– dará orientación a Biden, la vicepresidenta electa Kamala Harris y su personal de coronavirus mientras se preparan para asumir la presidencia.

“Hacer frente a la pandemia del coronavirus es una de las batallas más importantes que enfrentará nuestra administración, y la ciencia y los expertos me informarán”, dijo Biden en un comunicado. “La junta asesora ayudará a dar forma a mi enfoque de manejar el aumento de infecciones reportadas; garantizar que las vacunas sean seguras, eficaces y se distribuyan de forma eficiente, equitativa y gratuita; y proteger a las poblaciones en riesgo”.

No obstante, no todos son malas noticias en el tema de la pandemia. También este lunes, la empresa farmacéutica Pfizer anunció que los datos preliminares de su vacuna contra el coronavirus muestran que tiene una efectividad de más del 90 por ciento, una eficacia mucho mejor de lo esperado. El llamado análisis intermedio examinó los primeros 94 casos confirmados de COVID-19 entre los más de 43 mil voluntarios que recibieron dos dosis de la vacuna o un placebo.

Pfizer y su socio alemán BioNTech son los primeros fabricantes de medicamentos en mostrar datos exitosos de un ensayo en fase 3 de una vacuna contra el coronavirus. Las compañías también dijeron que hasta ahora no han encontrado problemas serios de seguridad en las pruebas y esperan obtener un permiso de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) a finales de este mes.

A pesar de ello, las autoridades de salud han dejado claro que se deben establecer expectativas realistas de que la línea de tiempo para cualquier vacuna potencial no ha cambiado, y no será sino hasta después del segundo trimestre del 2021 que haya una vacuna disponible al público en general.

Mientras ese momento llega, la gente deberá seguir utilizando cubrebocas, lavarse las manos, mantener el distanciamiento social y tomar otras medidas para seguir controlando la propagación del virus.

Alejandro Cortés