Recuento‌ ‌de‌ ‌lo‌ ‌sucedido‌ ‌en‌ ‌Oregon,‌ ‌a‌ ‌un‌ ‌año‌ ‌del‌ ‌cierre‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌economía‌ ‌debido‌ ‌al‌ ‌COVID-19‌

Recuento‌ ‌de‌ ‌lo‌ ‌sucedido‌ ‌en‌ ‌Oregon,‌ ‌a‌ ‌un‌ ‌año‌ ‌del‌ ‌cierre‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌economía‌ ‌debido‌ ‌al‌ ‌COVID-19‌

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

Este 17 de marzo se cumple un año desde que la gobernadora Kate Brown anunció el cierre de la economía en Oregon debido a la pandemia del coronavirus. 

Apenas tres días antes, el 14 de marzo, se había anunciado la primera muerte por COVID-19 en el estado, una mujer de 70 años del condado Multnomah. El primer caso identificado fue Héctor Calderón, un conserje de una escuela primaria de Lake Oswego, cuyo caso se reportó el 28 de febrero del 2020.

Aunque Calderón fue el primer caso confirmado, es casi seguro que no fue la primera persona infectada con COVID-19 en Oregon. Investigaciones posteriores que estudiaron muestras de bancos de sangre encontraron que el virus podría haber estado circulando en el estado desde diciembre de 2019.

Viendo las cosas en perspectiva, está claro que Oregon logró contener la propagación del virus de una manera que muy pocos estados del país pudieron, a pesar de que Brown fue criticada por las estrictas medidas tomadas. 

Hasta mediados de marzo, solo el 3.8 por ciento de la población del estado había dado positivo por COVID-19. Solo Vermont, Maine y Hawaii tienen un porcentaje más bajo, mientras que el estado de Washington ocupa el quinto lugar.

“Debido a sus decisiones inteligentes para proteger a sus amigos y familiares, Oregon ha mantenido unas de las tasas de infección, hospitalización y muerte más bajas del país durante la pandemia”, dijo Brown en un comunicado.

Oregon ha sido uno de los lugares más seguros del país durante la pandemia. El estado tiene el cuarto número más bajo de casos per cápita entre todos los estados desde que se informó el primer caso de COVID-19 en Washington el 21 de enero de 2020. Según la Autoridad de Salud de Oregon (OHA, por sus siglas en inglés), el estado ha tenido 160 mil 50 casos y 2 mil 346 muertes desde febrero de 2020.

A nivel nacional, ha habido 29.54 millones de casos, con 536 mil 826 muertes, de acuerdo con el Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins. En todo el mundo, ha habido más de 120 millones de casos y 2.67 millones de muertes.

Actualmente, las hospitalizaciones por COVID-19 están disminuyendo en todo Oregon, según datos de la OHA. El pasado fin de semana solo hubo 100 hospitalizaciones por coronavirus en todo el estado; la última vez que se vieron cifras tan bajas fue a mediados de septiembre pasado.

Este es un logro que se puede atribuir en parte a la disciplina de la mayoría de los habitantes de Oregon de mantener el distanciamiento social y el uso de máscaras, pero también a que los funcionarios de salud estatales establecieron restricciones para proteger la salud pública, a pesar del descontento de una buena parte de la población.

Actualmente, más de 850 mil habitantes de Oregon –aproximadamente el 20% de la población del estado– han recibido al menos una dosis de la vacuna y el estado ha administrado más de 1.3 millones de dosis totales desde que se aplicaron las primeras inyecciones a mediados de diciembre de 2020.

Más de 1 millón de personas iban a ser elegibles para las vacunas en las próximas dos fases de distribución, entre el 29 de marzo y el 1 de mayo. Sin embargo, la OHA le dijo a Oregon Public Broadcasting (OPB) el miércoles que todos los adultos de Oregon serán elegibles para vacunarse a partir del 1 de mayo.

Patrick Allen, director de la Autoridad de Salud de Oregon, asumió ese compromiso el en una entrevista con el programa ‘Think Out Loud’.

“En Oregon, todos los adultos serán elegibles para una vacuna el 1 de mayo, lo que no significa que recibirán una vacuna el 1 de mayo, pero serán elegibles”, dijo Allen.

Los comentarios de Allen se producen seis días después del anuncio del presidente Joe Biden de que todos los estados tendrían suficiente suministro de vacunas para que todos los residentes fueran elegibles para el 1 de mayo, dos meses antes de lo planeado previamente en Oregon.

Alejandro Cortés