Adelantan al 19 de abril la fecha de elegibilidad para que todos los residentes de Oregon sean vacunados

Adelantan al 19 de abril la fecha de elegibilidad para que todos los residentes de Oregon sean vacunados

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

El estado de Oregon está acelerando una vez más el plazo para que sus residentes reciban la vacuna del COVID-19.

La gobernadora Kate Brown anunció el martes que todos los habitantes de Oregon de 16 años o más serán elegibles para las vacunas a partir del 19 de abril, casi dos semanas antes de la fecha del 1 de mayo que los funcionarios estatales habían anunciado previamente.

Oregon recibirá una cantidad récord de vacunas esta semana, aunque también verá reducido el envío de vacunas en un 60% a partir de la semana del 12 de abril.

“Hoy, Oregon superará el umbral de 2 millones de dosis de vacunas administradas. Y, sin embargo, en las comunidades de Oregon, el COVID-19 se está propagando en tasas preocupantes”, dijo Brown. “Debemos movernos lo más rápido posible para poner más dosis en los brazos”.

El comentario de Brown viene luego de que el estado movió seis condados a la categoría de ‘alto riesgo’, limitando nuevamente el número de personas en restaurantes, bares, gimnasios, tiendas y limitando las reuniones sociales a ocho personas.

Los condados afectados incluyen Multnomah y Clackamas en el área metropolitana de Portland, así como los condados rurales de Deschutes, Klamath, Linn y Tillamook, ampliando la lista de condados de ‘alto riesgo’ a 14.

El estado reportó más de 400 casos por día la semana pasada y ha visto un número creciente de hospitalizaciones, a pesar de haber vacunado completamente a más de 777 mil de los 2.8 millones de residentes adultos estimados en el estado.

La gobernadora describió la situación actual como una carrera entre la campaña de vacunación y la propagación de variantes más transmisibles del COVID-19 que se han detectado en el estado.

Al igual que otros estados del país, Oregon ha experimentado un aumento en las nuevas infecciones y hospitalizaciones en las últimas semanas, lo que ha generado preocupaciones sobre una cuarta ola de contagios de la pandemia. Sin embargo, estos números todavía están muy por debajo del pico que experimentó el estado a finales del 2020.

Según la Autoridad de Salud de Oregon (OHA, por sus siglas en inglés), el estado dedicará todos los recursos disponibles para asegurarse de que los trabajadores de primera línea de Oregon y las personas con afecciones subyacentes estén vacunados durante las próximas dos semanas.

La nueva actualización sobre la elegibilidad de la vacuna contra el coronavirus en Oregon busca ayudar también a frenar la propagación en una comunidad vulnerable: las personas que sufren alguna adicción.

La nueva lista ampliada, publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, igualmente amplía la elegibilidad de la vacuna para las personas que luchan contra enfermedades como el cáncer, la diabetes o afecciones cardíacas.

Paralelamente, el presidente Joe Biden anunció también el martes que adelantará dos semanas la fecha para que los estados del país hagan que todos los adultos sean elegibles para vacunarse contra el coronavirus, y advirtió que aún con el buen ritmo de vacunación, la nación aún no está fuera de peligro en lo que respecta a la pandemia.

“Permítanme ser muy serio con ustedes: no estamos en la línea de meta. Todavía tenemos mucho trabajo que hacer. Todavía estamos en una carrera de vida o muerte contra este virus”, dijo Biden en una conferencia en la Casa Blanca.

La gobernadora Brown dijo que está trabajando con la Casa Blanca para asegurarse que Oregon tenga el suficiente suministro federal de vacunas; sin embargo, cuando alguien se vuelve elegible para vacunarse, eso no significa que pueda recibir una inyección de inmediato, sino que puede concretar una cita para recibirla en el futuro cercano. 

De hecho, el director de la OHA, Pat Allen, expresó su preocupación de que el estado no ha recibido tantas dosis como otros estados, y que la reducción en el suministro a partir de la próxima semana podría dificultar que todos los residentes del estado reciban la vacuna con la prontitud deseada.

Alejandro Cortés