¿Para qué enjuiciar a Donald Trump si está por terminar su mandato? Lo explicamos

¿Para qué enjuiciar a Donald Trump si está por terminar su mandato? Lo explicamos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

Donald Trump se convirtió el miércoles pasado en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser enjuiciado dos veces. La Cámara de Representantes votó para acusar a Trump de incitar una insurrección, luego de que el presidente alentó a una violenta turba para que asaltara el Capitolio la semana pasada, lo que resultó en cinco muertes.

Diez republicanos de la Cámara Baja votaron a favor de enjuiciar al presidente saliente, con un conteo final de 232-197. Esos 10 votos hicieron de éste el juicio político presidencial más bipartidista en la historia del país.

Sin embargo, mucha gente se está preguntando cual es el efecto de este juicio, y qué importancia tiene si Trump dejará la Casa Blanca el 20 de enero. ¿Hay algo que vaya a cambiar en el corto plazo?

Hay que comenzar por aclarar que la Cámara presenta y aprueba los artículos del juicio político, pero el Senado es donde la persona acusada enfrenta el juicio y un posible castigo. A la fecha, un presidente estadounidense nunca ha sido removido de su puesto. Las tres veces que ha sucedido –Andrew Johnson en 1868, Bill Clinton en 1998, y Donald Trump en 2019– el Senado los ha absuelto.

Cómo serán las cosas en el Senado en este nuevo juicio, es un misterio. El todavía líder de la mayoría de la Cámara Alta, Mitch McConnell, escribió en una carta a sus colegas que no ha decidido cómo votará, pero que tiene la intención de escuchar los argumentos legales cuando se presenten al Senado.

No obstante, lo que McConnell sí ha dicho es que el juicio se llevará a cabo después de que Joe Biden asuma la presidencia, el 20 de enero. McConnell seguirá siendo el líder del Senado hasta el 22 de enero, cuando se certifiquen los resultados de las dos elecciones de Georgia y los demócratas Raphael Warnock y Jon Ossoff asuman sus cargos. Cuando eso suceda, el demócrata Chuck Schumer tomará las riendas.

Si el Senado vota a favor de remover a Trump, pero éste ya no es el presidente para entonces, eso abriría la puerta para que se le puedan imponer varias sanciones, incluida la que muchos consideran la más importante: que nunca pueda volver a ocupar un puesto público. Eso significaría que no podría lanzar su campaña de reelección en el 2024, como lo había anunciado.

Además de eso, si es encontrado culpable, Trump también perdería sus beneficios de jubilación como expresidente, lo que significaría no recibir los casi de $220 mil dólares anuales de pensión, además de que no tendría la protección de por vida del Servicio Secreto, y también perdería su seguro de salud.

¿Qué tan probable es que Trump sea declarado culpable ahora que los demócratas serán mayoría en el Senado?

Es muy difícil, ya que incluso como mayoría, los demócratas necesitan que 17 senadores republicanos se alíen con ellos, pues este juicio requiere que dos tercios de la Cámara declare culpable al presidente. Si los 100 senadores están presentes, eso significa que 67 deben votar a favor.

En el primer juicio político de Trump, en 2019, solo un senador republicano, Mitt Romney, votó para destituirlo de su cargo. Esta vez, se dice que McConnell está contento con la idea, ya que sería una forma de expulsar a Trump del Partido Republicano, el cual perdió a muchos votantes debido a la polarizante personalidad del presidente.

También se debe considerar la carga de trabajo que se le viene al Senado ahora que la administración de Biden inicia. Los legisladores estarán ocupados con las audiencias de confirmación para los nominados al gabinete de Biden; al menos cuatro están programadas para la semana del 20 de enero. 

Biden ya dijo que el Senado debe equilibrar el juicio político con la respuesta al coronavirus. “Espero que el liderazgo del Senado encuentre una manera de lidiar con sus responsabilidades constitucionales en el juicio político mientras también trabaja en otros asuntos urgentes de esta nación”, dijo.

Una vez que asuma el cargo, el presidente electo pondrá en marcha una ambiciosa agenda legislativa, la cual incluye la rápida aprobación de un estímulo de 1.9 billones de dólares para mitigar los efectos de la pandemia en la economía.

Si el Congreso lo aprueba, incluiría 1 billón para los hogares, con pagos directos de $1,400 para todos los estadounidenses adultos. La propuesta de ayuda incluye $415 mil millones para combatir el virus y $440 mil millones para las pequeñas empresas. Los pagos directos de $1,400 se sumarían a los pagos de $600 incluidos en la ley de ayuda aprobada por el Congreso el mes pasado.

Alejandro Cortés