Fuertes vientos e incendios azotan la zona oeste de Oregon

Fuertes vientos e incendios azotan la zona oeste de Oregon

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Vive NW

En una serie de eventos poco usuales, el área metropolitana de Portland se encontraba en caos debido a múltiples incendios forestales, los cuales se propagaron con gran rapidez el lunes tras una serie de ráfagas de viento que duraron desde la tarde del lunes hasta después del mediodía del martes, y que empeoraron los incendios que ya había en el área.

Los fuertes vientos, combinados con las condiciones extremadamente calurosas y secas durante el fin de semana del Día del Trabajo, se combinaron para provocar uno de los días más inusuales en Portland y sus áreas circundantes, en cuanto al clima e incendios forestales se refiere.

Los vientos eran de entre 15 y 25 millas por hora, con ráfagas de viento de hasta 45 millas. Los incendios en el noroeste de Oregon y el suroeste de Washington provocaron que se emitieran avisos de evacuación, al tiempo que resultaron en cierres de carreteras y escuelas.

Si usted vive en alguna de las áreas afectadas, debe estar listo para tomar medidas e incluso evacuar su vivienda o lugar de trabajo. El nivel 1 significa estar alerta, el nivel 2 significa estar listo y el nivel 3 significa evacuar.

Para poner lo sucedido en perspectiva, esta es apenas la segunda vez que se emite una advertencia de este tipo en Oregon, según lo reportó la Oficina del Clima del estado. Vientos de tal intensidad por lo regular no ocurren sine hasta el invierno, cuando el aire es frío. 

Según Will Ahue, meteorólogo de la oficina de Portland del Servicio Meteorológico Nacional, los vientos del este durante los meses cálidos ocurren muy pocas veces cada siglo.

Condiciones similares a las que vimos estos dos días causaron la rápida propagación del incendio de Eagle Creek en 2017, que también comenzó el fin de semana del Día del Trabajo de ese año, excepto que estos vientos fueron más fuertes, con ráfagas de hasta 60 millas por hora en zonas elevadas.

Así mismo, más de 80 mil residentes estaban sin energía debido a los fuertes vientos y el clima que alimentaba los incendios en Santiam Canyon, Lionshead y Beachie Creek. Portland General Electric (PGE) informó que estaba trabajando para restaurar la energía de unos 63 mil clientes, así como más de 500 líneas eléctricas caídas hasta la mañana del martes. Pacific Power dijo que más de 20 mil clientes seguían sin electricidad el martes por la mañana.

Debido a la severidad de lo ocurrido, la gobernadora Kate Brown emitió una declaración de emergencia, lo que autoriza a la Oficina del Jefe de Bomberos del Oregon a movilizar sus recursos para ayudar a las agencias locales que luchan contra los incendios.

“Casi todos los años desde que me convertí en gobernadora, he sido testigo de temporadas históricas de incendios forestales”, dijo Brown en un comunicado. “El fin de semana pasado, experimentamos vientos importantes que están alimentando incendios forestales con consecuencias devastadoras en todo Oregon, además de una terrible pandemia. 

“Para las personas y familias en las áreas de evacuación, atienda las llamadas locales para evacuar según sea necesario; estas medidas que salvan vidas pueden proteger su vida y la de sus seres queridos, así como la de nuestros bomberos. Además, les pido a todos los habitantes de Oregon que estén atentos a cualquier actividad que pueda provocar un incendio durante este histórico evento de viento. Todos debemos hacer nuestra parte para ayudar a los muchos bomberos que luchan contra múltiples incendios en Oregon”.

Los incendios forestales también se extendieron en áreas pobladas al este de Salem y Eugene. Los vientos –con ráfagas parecidas a las de un huracán de baja intensidad– y las altas temperaturas han provocado los incendios que obligaron a evacuar varias comunidades del condado Marion.

Eugene es una de las comunidades más afectadas por el humo y las cenizas, las cuales se podían ver sobre automóviles, jardines y calles de la ciudad.

Se espera que el humo produzca una calidad de aire poco saludable o incluso peligrosa en el valle Willamette, el sur de Oregon y a lo largo de la costa, al menos hasta el jueves por la tarde.

Alejandro Cortés